La locura que salvó a James Rhodes

Primer post con banda sonora, antes de seguir leyendo abrid este enlace:

James Rhodes es un excelente músico británico con una historia tan espeluznante como inspiradora. La genial editorial independiente Blackie Books editó su biografía en castellano en 2015, se titula Instrumental.

Rhodes sufrió abusos sexuales de niño durante años que le causaron graves secuelas mentales y físicas. Casi se perdió en una espiral de autodestrucción, autolesiones y drogas. A raíz de las violaciones, tuvo que someterse a diversas operaciones muy dolorosas y terminó con problemas psicológicos que le llevaron a intentar suicidarse en repetidas ocasiones.

Por suerte, Rhodes logró sobrevivir, y con ayuda de sus amistades y su hijo, se aferró a la vida. Pero lo que realmente lo salvó fue la música. Joder si le salvó. Escuchar a Chopin, Beethoven y muchos otros hasta la extenuación le brindó el ínfimo hilo de esperanza suficiente para salir del pozo donde estaba. Así, no solamente aprendió Rhodes a lidiar con sus fantasmas sino que se convirtió en la persona que siempre había soñado ser: un concertista de piano (que agota las entradas a sus conciertos en cuestión de días) y algo más: un innovador de la música clásica tal y como la conocemos hoy en día.

Existen muchos motivos para leer este libro. Quiero destacar tres que se entremezclan: el cómo está escrito, el estilo; el por qué se escribió, la visibilidad que todavía requiere el tema de los abusos; y la única manera de sobrevivir, la inspiración que despierta al final, la empatía por otros seres humanos.

Es posible que a algunas personas les resulte incómodo, o al menos poco convencional, que un libro contenga tantas palabras vulgares, improperios, o insultos. En mi opinión no es ninguna provocación, tampoco se debe a una falta de educación o a querer escribir de forma guay para llegar mejor a los lectores más jóvenes. Los lectores jóvenes leen libros complejos y hasta se animan a aprender otros idiomas para seguir a sus autores favoritos. Tengamos más fe y confianza en los lectores jóvenes. Rhodes confiere a su libro un estilo muy adecuado.

Cuando se habla de la aberración que son los abusos sexuales a menores el lenguaje convencional que utilizamos en nuestra vida diaria o el que encontramos en los libros está a años luz de esa realidad. No hay palabra ni estilo que pueda encauzar o reflejar lo deleznable de una violación. Yo creo que el lenguaje soez que usa Rhodes nos incomoda porque el tema debería incomodarnos también. No podemos usar un lenguaje convencional porque entonces normalizamos los abusos.

Es necesario hablar de los abusos sexuales. Este delito no es inimaginable, es una realidad y se ha de hablar de ello. Ahora porque está pasando y sí, después de 20 y 30 años también, porque ha pasado. Este tipo de delitos no deberían prescribir nunca. Las personas que lo han sufrido coinciden en el miedo y la culpa que sienten al explicar lo que les hicieron y lo difícil que resulta verbalizarlo. Y a menudo lo hacen más para evitar que les ocurra a otras personas que por cualquier compensación que puedan tener ellas mismas después de tanto tiempo, sobre todo porque el daño ya está hecho. En ese sentido, la ley en España ha de cambiar. No es posible que nuestra cultura permita que el miedo se imponga, de ser así, habremos fracasado como seres humanos.

James Rhodes habla en consonancia a los abusos sexuales. Además, nos hace partícipes de su obsesión por la música con fragmentos sobre la vida de los compositores que le salvaron la vida al inicio de cada capítulo. ¡Si hasta nos regala una lista a todas las piezas que aparecen en el libro! Igual que en sus conciertos, entre pieza y pieza, Rhodes hace lo nunca visto en la música clásica, le habla al público. Busca conexión, contacto social. Así es como se sobrevive.

El éxito de Rhodes es multidimensional. No se ha convertido “solamente” en un concertista reconocido. Lo ha hecho a pesar de haber sufrido muchísimo. Y después de haber recaído varias veces, de haber estado ingresado y neutralizado por los medicamentos. A pesar de no haber recibido ayuda cuando más la necesitaba de quien debería haberle protegido. Y ahora da charlas sobre la confianza. La dimensión que me gusta más del éxito de Rhodes es la que aparece al final del libro, la empatía, la mano tendida a los que, como él, dudan de sí mismos:

“Qué espantoso es tener una pasión que dicta cada segundo de tu vida y carecer de la valentía moral para desarrollarla”.

“How awful to have a passion so intense it dictates your every breath and yet to lack the moral backbone to pursue it.”

Si necesitarais más motivos para leer su libro, Rhodes zarandea la idea de una sociedad comida y tele basura para dedicarnos a lo que realmente nos hace felices.

Instrumental no es solamente una puerta a una realidad dolorosa de abuso y sufrimiento, es la carta de amor que le escribe Rhodse a la música clásica, a Chopin, a Beethoven, a Ravel, a Schubert, a Rachamaninov y muchos más… pero sobre todo, a su hijo.

No os lo perdáis.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Maternidad y Literatura

A partir de cierta edad, a las mujeres se nos plantea la cansina pregunta de cuando vamos a ser madres. La presión social no acaba ahí, ya que si decides serlo el cómo lo hagas también estará en boca de todo el mundo. No hay respuestas fáciles. Hace unas semanas Patti Smith demostraba que es totalmente viable ser la reina del punk al tiempo que una madre ejemplar. Más tarde Marina Abramovic afirmó que ser madre habría sido un desastre para su obra. Muchas personas reaccionaron atacándola. La discrepancia de opiniones de estas dos mujeres, a las que admiro y respeto profundamente, y el actual debate sobre la maternidad me llevó a reflexionar sobre el tema, y como siempre, me puse a buscar respuestas en la ficción.

Para empezar, nuestras madres no fueron como son las madres hoy en día. La maternidad es un concepto en constante evolución, y a pesar de ser un tema tan recurrente, a menudo se da por sobreentendido o es ninguneado, sobre todo en los mundos de ficción. A pesar de ello, las madres en la literatura nos pueden enseñar mucho sobre la condición humana.

En los cuentos tradicionales como La Cenicienta o La bella durmiente, las madres son las grandes ausentes, o desaparecen de forma trágica o son reemplazadas por un ser cruel y manipulador que arruina la vidadisney del resto de personajes. La orfandad es una capa con una doble función: marca a los protagonistas como víctimas vulnerables al principio de la historia y, al mismo tiempo, cuando salen victoriosos de todas sus vicisitudes al final, los convierte en héroes invencibles.

En ausencia de la madre es previsible que aparezca una sustituta: la madrastra. Hay pocas palabras con más connotaciones negativas y, curiosamente, también están relacionadas con la capacidad de reproducción de las mujeres. La madrastra arrastra. Arrastra al padre, a los hijastros, al maltrato y al infortunio. Esta enemiga de manual es el reemplazo que ha encontrado el padre para llenar el vacío de la madre, de lo “natural”. Es un obstáculo entre el padre y la hija, que Freud nos pille confesados. Esta teoría refuerza otra idea grabada a fuego en los cuentos tradicionales, sólo los genes pueden consolidar una amistad femenina. Idea no muy alejada al empeño acual de algunos de querer enfrentar a mujeres entre sí. Entre mis amistades se encuentran mujeres a las que no voy a insultar llamando madrastras. Os aconsejo que hagáis lo mismo y nunca dejéis que nadie os diga de quién podéis ser amig@s.

Descartando la aburrida fragilidad y esa tendencia a desaparecer que caracteriza a las madres de los cuentos tradicionales, he elaborado una lista con algunas de estas mujeres legendarias que pueblan la ficción más reciente.

Marmee March en Mujercitas (de Louisa May Alcott)

Empiezo light. La señoralittle-women March simboliza la madre perfecta en el sentido más tradicional de la palabra. Cuida a sus hijas, de la casa y mantiene a la familia unida mientras el padre lucha en la Guerra Civil de Estados Unidos. Reparto convencional de roles en una familia americana, vaya. Marmee es un referente para sus hijas, las envuelve de ternura, hace que se apoyen entre ellas, pero también les marca ciertos límites. Las inspira y anima a perseguir sus sueños y a no dejar nunca de aprender, como Jo con la escritura. Esta actitud es realmente elogiable para 1860, época en la que los roles femeninos estaban limitados y por lo que podríamos considerar a esta madre como feminista antes de que este término se acuñara, por eso la llamaremos proto-feminista. De todos modos, el personaje que nos ocupa se define básicamente por su capacidad de sacrificio total por los demás y por no evolucionar, Marmee es buena por naturaleza de principio a fin y eso resulta predecible y, por ende, aburrido.

Suyuwan Woo en El club de la buena estrella (de Amy Tan)

En realidad son cuatro las madres que encontramos en esta preciosa novela coral. Suyuwan, originaria de China, es la madre de  la protagonista  June Woo, medio china medio americana. Cada madre en la novela vive de manera diferente su maternidad, pero todas comparten una característica fundjoy-club-okamental que las une en su circunstancia: el amor desproporcionado por sus hijas. Este amor toma a menudo la forma de crítica y refleja el miedo universal que sienten las madres immigrantes, a que sus hijas quieran desembarazarse de sus raíces y asuman una identidad diferente. La distancia insalvable que hay entre las madres e hijas de la novela refleja la dificultad a la hora de integrarse en una cultura nueva sin olvidar la cultura de la que procedemos. La actitud positiva, la fuerza de voluntad y la fe ciega en el talento de su hija convierten a Suyuwan en una mujer aventurera y valiente, denominador común en todas las madres que deciden criar a sus hijos lejos de su propio país.

La señora Flax en Sirenas (de Patty Dann)

Que una mujer dedique mucho tiempo a divertirse siempre se ha visto como egoísta y poco maternal, y por ende, poco femenino. Una madre ideal debe anteponer el bienestar supremo de sus retoños mermaidsoky complacer a todo el mundo a sus propios intereses. Asimismo, la madre perfecta sólo debe relacionarse con gente de bien y crear el hogar perfecto junto a su marido. A la señora Flax esto le trae sin cuidado, se viste y anda como y con quien le viene en gana y no tiene problema en mudarse muy a menudo al siguiente pueblo. Este comportamiento saca de quicio a su hija mayor Charlotte, que detesta a su madre no convencional de manera incondicional. Además, Kate, la hija menor, sigue los pasos de Juan Luis Guerra, y quiere ser un pez. La señora Flax carece de otra característica inherente a las madres perfectas, la capacidad innata de alimentar a todo ser viviente con manjares muy elaborados, ya que lo único que prepara para cenar son vistosos aperitivos.

Puede que la señora Flax peque de extravagancia y un acusado amor por los vestidos de lunares, quizás Kate debería ver un psicólogo, pero lo más interesante de esta madre su plasticidad: se puede ser madre y no perder la propia identidad en el proceso.

Catelyn Stark en Canción de Hielo y Fuego (de George R. R. Martin)

Catelyn es una leona en todos los sentidos. Protege a sus cinco hijos con determinación y no teme secuestrar a su archienemigo Jaime Lannister o entrar en combate para defender a su familia. Refuerza y apoya en la guerra a los hombres a los que ama, primero a su marido Eddard y después a su primogénito Robb. Y aún así, Catelyn no se caracteriza únicamente por su capacidad de apoyar a otros. A pesar de que esta historia acontece en una época decatelyn fantasía, para los lectores, una madre que comparte el poder político con su marido y comenta con él circunstancias que podrían cambiar la vida de todos resulta muy innovador. Además, la señora Stark no es perfecta y eso es lo que la hace más interesante. Catelyn es afectuosa a la vez que estricta con sus hijos y ama incondicionalmente a Eddard Stark, pero es incapaz de querer a Jon Snow, el hijo ilegítimo que su marido trajo a la familia, y el recordatorio de la única vez que Eddard supuestamente le falló. Esta madre es humana y comete errores, sabe escuchar a quien parece ser el enemigo de su casa, Tyrion Lannister, y aprender de él, pero siempre toma sus propias decisiones y no se resigna ni cuando acaece lo irreparable.

George R. R. Martin nos deleita igualmente con otras madres en la conocida saga Canción de Hielo y Fuego. Cabe destacar la poderosa Cersei Lannister, madre de tres hijos frutos de la relación con su hermano Jaime, así como la madre de dragones Daenerys Targaryen.

Ma en Room (de Emma Donoghue)

Secuestrar a alguien, encerrarlo en un sótano durante años y abusar de esa persona regularmente es abominable. Desgraciadamente todos conocemos varios casos. Así empieza Room. A pesar de esta terrible primera premisa, el secuestro no es el tema principal. Los lectores disfrutarán del libro y únicamente se sentirán incómodos cuando Old Nick entre en escena (“Old Nick” es otro de los nombres con los que se conoce a Satanás en la Biblia). Si es cierto que el cautiverio de Joy es una aberración, la protagonista consigue no solamente sobrevivir sino disfrutar de pequeños momentos felices con su hijo Jack.

room_poster_slice-620x349
El hecho de que el secuestro quede en un segundo plano se debe a que la autora se centra en la relación tan especial que se crea entre madre e hijo, son un equipo invencible. ¿Cómo puede funcionar una historia así sin perder credibilidad? La historia se narra desde la perspectiva del niño de cinco años cuyo universo consiste únicamente de la habitación que comparte con su madre desde que nació. En esta maniobra narrativa, cabe destacar la pérdida de identidad de Joy al entrar en ese universo paralelo para, más adelante y en ojos de Jack, convertirse en Ma.

La circunstancia que vive Joy nos plantea muchas cuestiones. Mentiría si afirmara que nunca juzgué a la protagonista por decidir no abortar tras ser víctima de repetidas violaciones por parte de Old Nick. A medida que iba avanzando en la lectura, mi primera reacción mutó. Probablemente Joy hubiera fallecido al intentar practicarse ella sola un aborto. Quizás la decisión de dar a luz a Jack mantuvo en vida a Joy a lo largo de su secuestro.

Lo más impresionante del relato es como Ma logra educar a Jack sin ninguna ayuda externa. Si es cierto que hay momentos en los que Ma “está apagada”, como dice su hijo, el resto del tiempo es una madre excepcional. Ma se asegura que su hijo haga deporte y sea amable y cuidadoso, nutre su imaginación con numerosas historias y estimula su inteligencia con las complejas palabras que pueblan las conversaciones que tienen sobre la existencia. El amor que siente Ma por Jack es incondicional y feroz. Y Jack desprende la luz que empodera a Ma en la oscuridad.

 

He escogido mujeres cuidadoras, aventureras, luchadoras, alocadas y heroínas. Pero lo que cuenta es lo que tú elijas, tus decisiones. Lo que nos enseñan estas madres es maravilloso: la maternidad, ya sea en la ficción o en la realidad, implica multiplicidad, significa diversidad. No hay dos personas iguales. Existen tantas “feminidades” como personas. Y hasta me atrevería a decir que hay tantas madres como personas en el mundo, si leéis Banana Yoshimoto entenderéis porqué abro el abanico del género. La condición humana es plural por definición.

truq

De la misma manera, una mujer no se define por el hecho de ser madre o no serlo. Ser madre ha de ser una opción que, quien decida serlo, pueda ejercer libremente.

Precisamente de esa lucha interior trata el lúcido ensayo de  Elif Shafak   Black Milk: On Writing, Motherhood, and the Harem Within. No os podría recomendar más este libro.

Empecé con las míticas Marina Abramovic y Patti Smith. Más cercana nos resulta Amanda Palmer, una artista también como la copa de un pino, que con su  actitud se está convirtiendo en un referente, no solamente por su música, sino por la sinceridad extrema que la caracteriza. Durante y después de su embarazo, Amanda compartió en su blog la inquietud que sentía cuando pensaba en su futuro papel de madre. Palmer también compartió con sus seguidores un correo electrónico de un “fan preocupado” por si la calidad de la música de esta compositora se vería afectada por su maternidad. Me pregunto si ese seguidor tendría las mismas dudas si estuviéramos hablando de un artista viviendo su paternidad.

Abramovic expresó libremente su opinión sobre la maternidad. Reaccionar con ataques a una artista tan grande como ella sólo inicia una inútil e inmadura discusión que no lleva a ninguna parte. Personalmente creo que los ataques tan feroces provienen de un interés por querer elegir lo que hacen las mujeres, sus cuerpos, sus vidas, que como vemos, están en boca de todos. Muchos se creen con derecho a opinar y decidir sobre ellos. Y esto se ha de acabar.

¿Por qué debemos estar a favor o en contra de la opinión de una persona? Lo que para unas puede funcionar, no será tan ideal para otras. Pero ahí radica la lucha, en poder elegir. Cada persona habla desde su experiencia y su sentir. Si no coincidimos con la opinión de otra persona, lo más inteligente que podemos hacer es establecer una conversación y empezar a debatir, no destruir, y muchísimo menos entre mujeres.

En lugar de lanzar el dardo: “¿Cuando vas a ser madre?”, deberíamos defender la libertad de poder escoger serlo, dejar juicios morales aparte y apoyar las decisiones que toman las mujeres que nos rodean.

 amanda

Lecturas adicionales recomendadas:

Kitchen de Banana Yoshimoto, Paula y La casa de los espíritus de Isabel Allende, Nora Webster de Colm Coibin, El tiempo que nos une de Alejandro Palomas, El despertar de Kate Chopin, Anna Karenina de Leon Tolstoy, La letra escarlata, Nathaniel Hawthorne, Coraline de Neil Gaiman, Cien años de soledad de García Márquez, La casa de Bernarda Alba de Federico García Lorca y Macbeth de William Shakespeare.

 

 


 

He usado fotografías de las adaptaciones cinematográficas o televisivas para ilustrar este post pero soy consciente de las diferencias que existen entre los libros y las películas o series inspiradas en ellos.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Reader Bowie

David Bowie nos ha dejado a todos huérfanos. La noticia de su fallecimiento ha trastocado nuestra concepción del tiempo y de la vida. Una vez más nos preguntamos: “¿cómo puede ser que esa persona que ocupaba tanto espacio ya no esté?”. Se ha ido alguien que transformó no solamente el mundo de la música sino también nuestra concepción de la moda, la sexualidad y la cultura.

No soy una entendida en música pero la melodía de Bowie me llegó. Y como para muchos más de mi generación (y la de nuestros padres), su música formó parte de la banda sonora de nuestra vida hasta tal punto que, entre otros, llegamos a Marte. Para otras, Jareth se convirtió en el amor platónico dentro del laberinto.

bowie make up

Antes de que Lady Gaga se hiciera la reina de los freaks, David Bowie ya lo había hecho. Había sobresalido de forma fenomenal y había creado su propio estilo. Pero lo mejor es que invitó al resto de gente que se sentía diferente a hacer lo mismo. Su mensaje era claro: “No estáis solos, os veo y os quiero.” Seamos héroes. Seamos geniales. Amanda Palmer comparte el mismo mensaje en su libro. Otros grandes como Neil Gaiman también lo admiran y crean ficción inspirada en él.

Ya lo dijo Mark Twain, “Mantente alejado de las personas que quieran empequeñecer tus ambiciones. La gente sin importancia siempre hará eso, pero los que son realmente grandes te harán sentir que tú también puedes serlo.” (Mi traducción de: “Keep away from people who belittle your ambitions. Small people always do that, but the really great make you feel that you, too, can become great.”)

Bowie leía muchísimo, se dice que ocho libros por día. Su idea de felicidad perfecta era leer, según el Cuestionario Proust que respondió en agosto de 1998. Bowie influenció a multitud de artistas que se pierden entre páginas tales como Thom Yorke. Aquí os dejo un enlace a un artículo sobre música y canciones inspiradas en libros. Y aquí una lista de recomendariones literarias de Bowie, interesante intento de asomarse a los fuegos artificiales que pasaban en su mente y rendirle un homenaje a este ser tan mágico y creativo.

El vídeo de Blackstar, su último álbum, es una elegía que escribió para sí mismo. Rebosa libertad musical, intimismo letárgico, fantasía poderosísima, y la siempre presente experimentación que lo caracteriza, pero también hay mucha tristeza. Es su despedida. El astronauta que vivía en Marte ha cambiado de forma, ya no es humano, pero tampoco sabe qué pasará ahora. Intuye que lo recordaremos y amaremos durante mucho tiempo, pero está triste.

David_Bowie_1976

 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Mi 2015 en libros

En mi empeño por revivir este blog de lecturas y postear más a menudo he aceptado el reto de una amiga que me ha propuesto hacer balance del año que hoy termina a través de los libros que he leído. He dejado tres fuera porque los tengo a medias, leo de forma rara (creo que hay un momento para cada libro). Ahí va, he sido muy subjetiva y he intentado ser breve, espero no hacerme muy pesada.

DSC01014.JPG

Empecé el año con mi autor menorquín preferido, Ponç Pons y su El rastre blau de les formigues por recomendación de Marta, la súper librera de VaDLlibres en Ciutadella de Menorca. Son los pensamientos y reflexiones de un poeta en búsqueda de sentido a eso tan extraño llamado vida, perfectamente sazonado con el gran amor que siente el autor por la Literatura y los escritores que más le han marcado. Me salvó de una Navidad rara y algo triste. Gracias a Ponç por escribirlo y a Marta por hacérmelo llegar.

Caitlin Moran y su How To Be a Woman me abrió las puertas de par en par a la última ola feminista. Realmente se puede tomar como un manual de instrucciones, ya que tiene todos los pasos o fases por los que puede pasar una mujer en la actualidad, también en la búsqueda de respuestas de su rol en la sociedad. Muy divertido, lúcido y acertado en sus planteamientos.

Penelope Fitzgerald y su The Bookshop, comprado en Oxford en compañía de mis amigos Alvin y Trista. Un entretenimiento interesante, no demasiado complejo sobre los que intentan algo nuevo a pesar de, aparentemente, tener todo en su contra. Una de mis citas de motivación preferidas “El coraje no sirve de nada si no se pone a prueba” salió inesperadamente de este Caitlin_Moran,_How_to_be_a_Woman_Cover.jpglibro. Cincelar las emociones propias y las reacciones de los demás para sobrevivir. Sin final feliz, muy necesario.

The Art of Asking de Amanda Palmer. No soy muy partidaria de comprar libros escritos por celebridades pero Amanda Palmer es diferente. Ha cambiado la concepción del mundo musical y su industria. Se ha mostrado vulnerable públicamente y es increíblemente creativa. Tanto que hace poco ha creado un humano con el igualmente genial Neil Gaiman. El libro tiene mucha historia personal (demasiada para mi gusto) pero también incluye propuestas interesantísimas para animar a los artistas del futuro con un mensaje claro: sed valientes, trabajad juntos con vuestro púlico.

con gonzalo

El patio inglés de Gonzalo Garrido. Mi historia con Gonzalo es especial. Empecé mi labor como lectora editorial hace años con un manuscrito que me mandó el autor buscando tender puentes con el mundo editorial.

 

SONY DSC

 

Ahora Gonzalo es un autor de renombre y aquel manuscrito se ha convertido en una preciosa novela de corte intimista que hurga en las relaciones entre padre e hijo con problemas de entendimiento. Explora diferencias generacionales, históricas e ideológicas con mucho aplomo y acierto. Muy recomendable. Gracias por contar conmigo, Gonzalo.

 

Descubrí The Storied Life of A. J. Fikry de Gabrielle Zevin de casualidad. Estaba esperado a que abriera mi tetería preferida en Dornbirn y entré en esta librería para hacer tiempo. Me llevé esta joyita embelesada tras leer la contraportada. Tiene  la trama perfecta: Un bebé abandonado en una librería en una isla y con un librero gruñón pero de gran corazón. A pesar de los tópicos, tiene giros inesperados (como era de esperar) e interesantes reflexiones sobre el futuro del libro. No os lo perdáis.

Mi amiga Zara me retó a leer la saga que ella estaba releyendo: “A Series of Unfortunate Events by Lemony Snicket” y otra crack de la Literatura, Auba, me comentó que también había leído estos libros. No necesité más. Me lancé a por ellos y gracias a la librería Bücherwurm en Lustenau encontré y devoré los dos primeros: The Bad Beginning y The Reptile Room. Quien viva en el extranjero y diga que encontrar libros es imposible es porque no se ha puesto en serio a buscarlos. ditto

Qué fácil y cómodo es hacer un par de clicks y recibir libros en casa, ¿no? Pero mejor aún es entrar en una librería (sea donde sea en el mundo) entablar conversación con quien se dedica a vender estos tesoros, y juntos, encontrar ese libro que estás buscando. Relación humana y apoyo a las librerías independientes locales, ¿qué más queréis? Como dijo Diógenes: “Compre usted sus libros donde encuentre a otras personas.”

¿Y los libros juveniles que mencionas? GENIALES. Estoy en contra de las lecturas obligatorias pero libros que contienen la frase “sacó la idea de un libro de piratas finlandesas” debería estar en todas las aulas. Me quedé en el tercer volumen, a ver si en 2016 termino la saga. Gracias, Zara.

Mi padre menorqmaite.jpguín es una fuente inagotable de autores de la isla. Me recomendó La mort de l’ànima de Maite Salord y acertó de lleno. Intrigas familiares, recuerdos de una infancia perdida y el regreso a un oscuro secreto que nadie quiere ver pero que cuelga, inerte, a la vista de todos. Maite es una maestra de la psique humana. Leedlo y lo entenderéis.

More Weird Things Customers Say in Bookshops de Jen Campbell. Sinceramente, compré este libro porque sigo a Jen en Instagram y me encantan sus fotos de libros y tazas de té. Conocí lo surrealista que puede llegar a ser trabajar en una librería y en un post antiguo compartí algunas anécdotas. En este libro se incluyen unas cuantas, pero me temo que me decepcionó bastante, quizás el primer volumen es mejor.

El color del té de Hannah Tunnicliffe: el típico libro de aeropuerto. Lo compras pensando que te hará pasar un buen rato y luego seguirás con tu vida y así fue. Una mujera florero con madre bipolar convertida a pastelera en la China. Un té.jpgChocolat con macarons y maridos ausentes que luego reflexionan y son lo que han sido siempre, oh, el amor de su vida. Con todo el respeto del mundo por la autora, mono y cuco pero no pasa de ahí. De vez en cuando una lectura ligera va bien.

La ridícula idea de no volver a verte de Rosa Montero, ya he hablado de este libro aquí. Un sostén imprescindible en el verano que mi abuelo se fue. MUY recomendable.

Black Milk de Elif Shafak. En verano pasé 10 hermosos días en Turquía, cerca de la frontera que fue bombardeada pero lejos de la tragedia. Los viajeros Sarah y Erdem me animaron a vivir aventuras y Sezer y Hasan me llenaron de amor y comida. Unos días antes, en Istambul, en compañía del hiperactivo Ed, descubrí la librería Robinson Crusoe 389.

truq.jpg

Por recomendación del librero de la Crusoe me llevé este magnífico ensayo sobre la depresión en madres primerizas y la multiplicidad dentro de nosotros mismos. Uno de los mejores libros que he leído este año. Imprescindible para quien quiere enfocar su carrera profesional en el ámbito creativo, ya sea escribiendo o dando a luz. Más de la fuerza de la naturaleza que es Shafak aquí.

En una visita fugaz a mi isla visité a la sabia y veterana librera Roser en Sa Llibreria Pau y me llevé, entre otros, Enllà de la mar de Esperança Camps. Me empeñé en leer autorAs menorquinAs y me llevé una pequeña decepción. No me entendáis mal, esta novela es preciosa. Trata de la lucha de una mujer con cáncer de mama y todas sus vicisitudes para superarlo totalmente SOLA, valiente, aunque algo arrogante. El libro está repleto de recuerdos de infancia que me han hecho sonreír, por ser compartidos, por reconocer calles y nombres y sensaciones. Tengo que leer algo más de esta autora.

Ya sabéis lo que me gustó Nora Webster de Colm Tóibín, lo dije antes. Y lo repito, una especie de Ulises algo más moderno y con dosis tan altas de intimidad que asusta, muy muy recomendable. (Actualización: Parece ser que Lumen sacará este año la traducción al castellano).

Leo mucho, pero no lo suficiente y The Virgin Suicides de Jeffrey Eugenides era un clásico que tenía pendiente desde hace demasiado tiempo. Sé que es uno de los libros preferidos de Espido Freire.virg.jpgAl terminar de leerlo entendí porqué. La adolescencia idealizada, la pureza de sentimientos, la delicadeza de lo intocable y lo frágil de lo prohibido. Leedlo y entrad en la niebla de las hermanas Lisbon.

The Opposite of Loneliness de Marina Keegan. Mi amiga editora Marta me habló de este libro hace mucho tiempo. Si no recuerdo mal le pasó algo parecido a mí. Se dijeron cosas maravillosas de la autora, una desafortunada joven, que tras graduarse en Yale falleció en un accidente de tráfico. Las críticas no iban desencaminadas, Keegan se luce de forma increíble en en el ensayo que abre este libro, y en la primera historia palpas la verdadera magnitud de la tragedia de la muerte de la autora, ¡prometía tanto…! Pero es que se quedó ahí, la pobre, en promesa. Claro que escribe bien y que dió en el clavo describiendo la vida universitaria llena de posibilidades. Pero le faltaba camino por recorrer. Me temo que su drama personal ha impulsado (forzado) una autora a la que le faltaba algo de barbecho.

A veces llego demasiado temprano a Bregenz y paso esos minutos antes de ir a trabajar en una librería preciosa. El problema es que cada vez salgo con un libro bajo el brazo y mi cuenta corriente no llega nunca a compensar los gastos, què hi farem. En uno de estos arrebatos encontré My Salinger Year de Joanna Rakoff. La portada es feísima, pero el libro es precioso. La saliprotagonista pasa un año en la agencia literaria que representa al gran Salinger y durante ese año, como buena Bildungsroman, la prota crece, aprende mucho de su exigente jefa, se cartea con fans de Salinger y habla con él por teléfono, descubre alguna que otra autora interesante al público y se da cuenta de que su novio es un imbécil sin talento (menos mal). Al final sabe lo que realmente quiere, bien por ti, Joanna! Ea chicas, a leerlo 😉

Este 2015 ha sido un año de viajes, uno de ellos a Londres, como acompañante de mi campeón de karate favorito. Nos alojamos en el Sandman SigDSC00689.JPGnature. Qué mejor momento para empezar la saga de “Sandman” de Neil Gaiman con Preludes and Nocturnes. Me reconcilió con la novela gráfica, me (re)descubrió el humor negro de Gaiman, su inagotable talento para fundir actualidad con mitología y crear nuevos significados, making good art. Bonus track: Las sublimes ilustraciones de Sam Kieth, Mike Dringenberg y  Malcolm Jones III. Más Sandman el próximo año SEGURO.

Por mis 29 recibí otra joya de Ponç Pons de manos de mi padre, el Dillatari. Buena y feliz Literatura con los tres elementos que creo esenciales para un Libro en mayúsculas: 1. Está escrito de forma bella; 2. Te toca el alma y te hace sentir; 3. Te enlaza con otros autores, te abre más puertas, te anima a descubrir. Gràcies, Ponç, un cop més, per salvar-me de la tristesa.

Muy amante de lo común, mi madre me hizo llegar esta traducción magnífica de Albert Nolla de “El conte de Nadal de l’Auggie Wren” de Paul Auster que distribuía la Xarxa de Biblioteques de Barcelona. No hay ni nieve ni regalos ni Reyes Magos. Pero tiene mucho de empatía, la intriga que se te queda en el cuerpo después de escuchar una historia y no saber si es real o no. Te engancha, te devuelve a lo importante de estas fechas,  y te hace sonreír.

En el post anterior hablé de libros sobre la pérdida y la muerte. También esto pasará de Milena Busquets es el último que he leído. Milena es la hija de Esther Tusquets, conoce bien los ingredientes de un bestseller y escribe bien, en ese orden. Me gustó el aire fresco que aporta la novela (bastante autobiográfica) al tema de la pérdida de un ser querido. Mezclar el placer terrenal del sexo y la milenaaparente dispersión de la protagonista con la muerte es original y acertado. Ponerlo en boca de una mujer es muy inteligente, por mucha rabia que me dé que todavía se considere progre que una mujer hable libremente de sexo y tenga la vida que quiera tener. Os lo recomiendo. Porque en la vida real, como en las novelas, la verdad no existe, solo hay puntos de vista.

Todos vemos cosas distintas. todos vemos siempre lo mismo, y lo que vemos nos define absolutamente. Y amamos instintivamente a los que ven lo mismo que nosotros, y les reconocemos al instante. Coloca a un hombre en medio de una calle y pregúntale: <<¿Qué ves?>> Y en su respuesta estará todo, como en un cuento de hadas.” (P 48)

bard

Para terminar el año de forma cíclica me regalé y saboreé lentamente el último de Ponç Pons, Camp de Bard, ganador del Premi Miquel de Palol 2015. Poesía isleña para luchar contra la distancia y l’enyor:

Cada poema

-a door into the dark-

també és una illa.”

(p 77)

SONY DSC

Sartre haciendo de las suyas

Poesía, ensayo, cuentos, novela gráfica, ficción para jóvenes y adultos en catalán, inglés y castellano. Siguiente objetivo: Teatro. Parece ser que Ponç prepara una obra y también me han recomendado a Sartre como dramaturgo, ¿qué os parece? ¡Compartid lecturas! Estoy abierta a vuestras recomendaciones.

 

 

¡Feliz 2016 y buenas lecturas!

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

De una página a otra con mi abuelo

Hace algunos años, en la defensa de mi tesina de final de máster, mi abuelo presumió de nieta. Al terminar la defensa y recibir la nota, mi abuelo se acercó al catedrático más respetado del departamento, que acababa de valorar mi tesina, y le dijo con orgullo:

– Yo soy su abuelo.

El catedrático le preguntó si le había gustado la defensa y, con una sonrisa, mi abuelo respondió que no había entendido nada (no hablaba inglés). Se dejó por decir que casi se había dormido y que mi madre le había tenido que dar golpecitos por detrás para evitar que empezara a roncar.

abuelo2

Poco después del fallecimiento de mi abuelo me vi leyendo libros sobre la pérdida y el duelo. No lo hice de forma consciente. Creía que la pérdida de mi abuelo era algo mío, personal, que nadie iba a entender el dolor que yo sentía por esa pérdida, mi pérdida. Pero nos guste o no, la muerte es algo universal y aunque nadie siente de la misma manera, los que nos quedamos compartimos algo que nos une en la tristeza, el vacío que deja el que se va. Así, encontré escritores y escritoras que habían exorcizado su pérdida escribiendo, ya que como dice Rosa Montero: “El arte en general, y la literatura en particular, son armas poderosas contra el Mal y el Dolor.” (119)

El primer libro sobre la pérdida lo adquirí meses antes de que mi abuelo se fuera. Lo compré en Barcelona como quien compra un abrigo fuera de temporada porque intuye que lo necesitará cuando llegue el frío. Y así fue. La ridícula idea de no volver a verte me conmovió y me abrigó a partes iguales. Además, me acercó a la gran mujer que fue Marie Curie y a su pérdida particular. Agradezco a Rosa Montero el compartir este libro con sus lectores después de ver cómo se iba su compañero. Seguro que no fue nada fácil.

rosa.JPG

He aquí dos de las ideas más poderosas que he aprendido de La ridícula idea de no volver a verte. Primero, ser consciente de que la persona ya no está físicamente es todo un proceso y al principio resulta muy chocante. Montero lo resume de forma perfecta en la pregunta: “¿Pero cómo es posible que no esté? Esa persona que tanto espacio ocupaba en el mundo, ¿dónde se ha metido?” (25). El mismo día del entierro de mi abuelo, al volver del cementerio, me vi pensando que no debíamos volver muy tarde a casa porque a él le gustaba comer temprano.

En segundo lugar, la idea de que nadie es feliz de forma permanente a pesar de los esfuerzos que se hacen por demostrar lo contrario (véanse las redes sociales). A todo el mundo le pasan cosas terribles, indeseables, tontas. La felicidad no existe como estado constante, solamente tenemos momentos que surgen de nuestras decisiones o puras casualidades que tienen lugar en nuestra vida y resulta que nos hacen felices o nos hunden en la miseria. “[N]o existe una sola vida sin su cuota de mugre” (181).

patti

Como dijo Patti Smith en el documental Dream of Life, “la vida es una aventura que nosotros mismos diseñamos, en la que se intercala el destino en una serie de afortunados y desafortunados accidentes” (mi traducción de “Life is an adventure of our own design, intersected by fate in a series of lucky and unlucky accidents.”)

El segundo libro que leí sobre la pérdida fue Nora Webster de Colm Tóibín gracias a este podcast en The Guardian. La protagonista que da nombre a la novela es una reciente viuda que ha de sobrellevar su pérdida con el cuidado de sus cuatro hijos, a los que ha de educar sola. En el libro, encontramos la devastadora realidad de multitud de mujeres que han tejido sus vidas tan fuertemente a la existencia de sus maridos que son casi un solo cuerpo. Al morir ellos, estas mujeres se sienten desorientadas, perdidas, pues les han arrancado brutalmente una parte de sí mismas: “su problema era que ahora estaba sola y que no tenía la menor idea de cómo vivir” (mi traducción de “the problem for her was that she was on her own now and that she had no idea how to live” 72). Tóibin hablaba de su madre pero yo me asomé al dolor de otra mujer cercana a mí.

nora w.JPG

Sin querer sucumbir a las expectativas de sus vecinos y las ideas preconcebidas sobre las viudas en la Irlanda de 1960, Nora descubre su capacidad de seguir viviendo. Acompañarla en el proceso, ser testigo privilegiado de los momentos íntimos con sus hijos o su inusitado amor por la música en la tienda de vinilos nos abre los ojos. Se puede seguir viviendo, aunque sea de otra manera, y tener instantes de felicidad después de ver tan de cerca a la muerte.

Es de sobras conocida la faceta destructora que puede tener la muerte, el duelo, la tristeza, el vacío y el dolor. Pero pocas veces se habla de la belleza del duelo, de que el duelo puede ser hermoso. El amor incondicional, la amistad de quien te acompaña en el dolor, los recuerdos que quedan, la fuerza que te empuja para seguir viviendo. Descubrir nuevas facetas en nosotros mismos o ver las cosas de manera distinta. Al poco de entender esto sentí que alguien con una sonrisa pícara muy familiar me susurraba lo que mi abuelo solía decirme cuando compartía con él alguno de mis descubrimientos: “qué grande eres, Alba”.

Mis próximas lecturas serán el diario que escribió Joan Didion tras la muerte de su marido en The Year of Magical Thinking y También esto pasará de Milena Busquets. La pérdida de un ser querido nos descubre lo ridícula, bella y mágica que puede ser la muerte y nos da una perspectiva más real, más viva, de la vida.

didion.JPG

*Mi abuelo sobrevivió a una guerra civil, a una posguerra y a un régimen franquista que le robó gran parte de su vida, a una dura transición y a una situación económica muy austera, a un cáncer de próstata, otro cáncer de garganta, y al final el maldito Párkinson le ganó la batalla. Gracias, abuelo, por enseñarme a no rendirme nunca.
Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

Encuentro de Blogs Literarios 2013

El pasado sábado 16 de marzo, y coincidiendo con un sol espléndido en Barcelona, tuvo lugar el segundo Encuentro de Blogs Literarios (#EBLS) promovido por el escritor Gonzalo Garrido.

Este evento reunió en la Violeta de Gràcia a escritores, editores, lectores, filólogos, blogueros, traductores y muchos más expertos del mundo del libro, la literatura y la edición. Tuve el honor y el placer de ser una de las participantes y desde aquí quiero agradecerle a Gonzalo su invitación.
Image

El objetivo de este encuentro era abordar el concepto de literatura basura en contraposición al de literatura de calidad en una ronda de paneles y con la posibilidad de intervención por parte del público asistente. La polémica estaba servida.

Se empezó con una presentación e introducción a cargo de los organizadores, Gonzalo Garrido y Belén Bermejo, editora, en la que explicaron cómo surgió la idea de promover este encuentro que ya tuvo lugar en Madrid el pasado año y disponible aquí.

Del debate que surgió a partir de las preguntas iniciales, he incluido algunos aspectos en cursiva y respetando el anonimato de cada ponente.

El primer panel planteaba la pregunta de si existe realmente la literatura basura. Los ponentes eran Josep Forment (editor), Laura Huerga (editora), y José C. Vales (filólogo) y lo moderó Gonzalo Garrido.

– La voluntad del escritor y el momento histórico y social determinan los factores que hacen que exista literatura basura. Lo que hace que un libro sea lo que es, es el entorno.

– La literatura basura no existe, los lectores basura sí.

– Best-seller no es equivalente a literatura basura.

– La literatura no se puede describir desde el gusto personal, sino desde un conjunto de procesos de creación y desde la evolución histórica. “El arte nuevo de hacer comedia” de Lope de Vega. ¿Es mejor leer que no leer?

– Los valores que determinan la literatura surgen de los lectores. Los paradigmas cambian: Julio Verne era literatura para adultos y después pasó a ser literatura para jóvenes y niños. El que marca la pauta es el lector.

El segundo panel quería saber quién fomentaba la literatura basura. Los ponentes fueron Lourdes Díaz (editora), Jesús Esanola (escritor), y la moderadora, Elena Pita (periodista de El Mundo).

– Es el editor el que marca la pauta de lo que se publica. ¿Es mejor leer basura que no leer nada?

– Existen grados de literatura, grados de autores, grados de lectores. “A leer también se aprende”. El editor tiene un compromiso social con los lectores.

– Hay muchos libros, pero poca literatura; se observa en las grandes superficies comerciales (FNAC, Casa del libro, La Central…). El editor debe ser una guía.

– El editor no es ni educador ni profesor de lectura. Sí que existe un compromiso social por parte del editor, pero la responsabilidad, en todo caso, es del lector. Hay que publicar “50 sombras de Grey” para poder obtener recursos para dedicarse a otros autores no basura.

En el tercer panel nos planteamos dónde queda la opinión y el gusto del lector, en el cual participaron Juan Laborda (historiador y escritor), Miguel Herranz (filólogo y bloguero), y Alba Torres, una servidora. Belén Bermejo fue la moderadora.

encuentro literario EBLS – El problema es la formación del lector. Hay que cultivar desde las redes sociales las obras importantes. ¿Puede la presencia del lector modificar las líneas de venta editoriales? Juntos, podemos.

– Lo que define la literatura de calidad es que tenga un valor literario y comercial en potencia. Exigencia de 5 puntos que debe tener la buena literatura siempre hablando de ficción:

a) una estructura superficial igual de trabajada que la estructura profunda

b) que sea creíble

c) tiene que estar bien escrita y ser interesante, PERO no tiene porqué gustarnos

d) acepta diferentes interpretaciones para diferentes ámbitos de público

e) tiene que inspirar algo en el lector que antes no tenía

– El editor no debe enseñar a leer, es algo de uno mismo. Hay que aprender a leer con ojos críticos.

– Los lectores son eclécticos, les gustan muchas cosas. Concepto de “lector polideportivo”

– La opinión del lector es clave. Informes de lectura: responsabilidad, nunca relacionado con el gusto personal.

En el cuarto y último panel nos preguntamos qué papel juegan los blogs literarios y las redes sociales. Participaron Elena Rius (bloguera), Bernat Ruiz Domenech (bloguero) y Aroa Moreno (poeta y periodista). En este caso volvió a moderar Gonzalo Garrido.

– Exigir certezas a los escritores. ¿Por qué? Yo cuando leo no soy el que escribo, los valores son diferentes. Mucha gente que escribe no sale del ego.

– Tiene que haber lectores eclécticos. Fomentar la literatura, la lectura, y así crecerán más lectores críticos.

– La editorial es un negocio. No persigamos conseguir el nivel de lectura de Suecia o Alemania porque nuestra historia lectora tiene aproximadamente 30 años. Tenemos más responsabilidad en aportar calidad los blogueros que los editores.

Todas las opiniones y posicionamientos reflejados en este post son el resultado del EBLS 2013. Mi intención al compartirlo en el blog no es otra que la difusión del evento y la  invitación a seguir con el debate a través de la red. Desde aquí mando un saludo a todos los participantes, por los que siento respeto y admiración.

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

“The Hobbit” o la gracia de reinventar

Conocí un profesor de Literatura del siglo XX al que no le gustaban los libros de J.R.R.Tolkien, pero lo cierto es que una vez admitió no haberlo leído en profundidad, de ahí que su crítica negativa sin fundamento se deshiciera con la misma facilidad que la cuerda élfica.

elvish ropeQuien lea y sea capaz de estudiar a Tolkien como lo ha hecho Thomas Honegger (y se puede hacer sin tener que ser catedrático), se dará cuenta que detrás de esas interminables descripciones y las canciones (a lo Disney) hay un conocimiento exhaustivo de la cultura y la lengua inglesas sin precedentes en la historia más reciente.

Además de ser un excelente lingüista y usar sus conocimientos de inglés antiguo para crear las lenguas de la Tierra Media, Tolkien tiene un don para contar historias y enredarnos en ellas al más puro estilo Shelob (Ella-Laraña). Como dice Honegger, “Tolkien es un narrador magistral [porque] satisface el deseo humano básico de transformar los acontecimientos a menudo caóticos, irracionales e incoherentes de las historias de nuestras vidas en un todo coherente y significativo”.

En la adaptación cinematográfica de la trilogía de The Lord of the Rings, Peter Jackson admitió haberse esforzado al máximo para complacer a los espectadores a los que iba dirigida su super producción, los admiradores de Tolkien. Por supuesto, Jackson y su equipo crearon una película, no un documental, por eso se llama adaptación. Y lo mismo han hecho con The Hobbit recientemente.

hobbit hole

He leído críticas de todo tipo, que si los 48 frames por segundo son demasiado sofisticados y que estropean la experiencia y la magia del cine, que si no era necesario dividir la historia en una trilogía y que únicamente se ha hecho por dinero, etc. Pero me parece que a algunos se les olvidan varias cosas…

En primer lugar, adaptar The Hobbit a la gran pantalla es un proyecto de dimensiones espectaculares, y como  se hizo anteriormente con LOTR, necesita muchísimo trabajo, incluido el guion. Por tanto, ante todo, debería reconocerse el titánico esfuerzo de producción que se ha llevado a cabo y que el director ha decidido compartir con todo el mundo en una serie de vídeos muy recomendables sobre cómo se ha llevado The Hobbit al cine.

En segundo lugar, la adaptación ha sido muy respetuosa con el texto original. Dentro de lo que son las limitaciones que tiene el cine (cada vez menores), se ha elaborado una narrativa muy fiel al libro que únicamente cambia en ocasiones muy contadas para lucir unos efectos especiales espectaculares y marca de la casa Jackson (como vemos en la batalla de los gigantes de las montañas). Por otra parte,  se han mantenido detalles muy significativos del libro que que dejan intacta la esencia del texto original. Por ejemplo, la preocupación de Bilbo por olvidarse el pañuelo al dejar Hobbiton y embarcarse en su aventura, algo que parece superfluo en una superproducción pero que es imprescindible para la caracterización de los hobbits, tan parecidos a los anglosajones en su meticulosidad.
freeman

A destacar, la interpretación del grandiosamente divertido Martin Freeman en su papel de Bilbo. Aunque quizás mi mente “fan” advierte una tímida burla por parte del actor británico a una película que se ha convertido en un mito del cine. Pero funciona igual, y sale un Bilbo creíble y estupendo. No es justo quejarse de que el Bilbo que imaginé cuando leí el libro no se parece al de la pantalla, cada uno creó el suyo particular, y el que ha encarnado Freeman es genial.

En cuanto a la oscuridad del film, que muchos tildan de exagerada y nada fiel al tono de cuento infantil que leíamos en las páginas de Tolkien, pienso que la oscuridad puede y debe formar parte tranquilamente de un cuento infantil, es más, no hacerlo es negar la capacidad imaginativa de los niños y una parte muy grande de la tradición de cuentos góticos para niños también conocidos como Young Adult y presentes en la saga de Harry Potter, His Dark Materials de Philipp Pullman, Stardust de Neil Gaiman, así como en las películas de Tim Burton. Como muestra, el tono del capítulo “Riddles en the Dark” escrito por Tolkien no tiene nada de infantil o ingenuo, y creo que se ha sabido “traducir” muy bien en la película. De hecho, lo había imaginado todavía más oscuro, al fin y al cabo, es un tira y afloja de adivinanzas en el que está en juego la vida del protagonista y el ingenio es la única opción para salvarse.

riddles_in_the_dark_by_lonesome__crow-d36f3lp
He mencionado el reconocimiento que merece un proyecto de tales características como la adaptación al cine de la novela The Hobbit y lo reafirmo defendiendo la nueva técnica de 48  frames por segundo usada por Jackson. Sí, es cierto que al principio el ojo ha de acostumbrarse a ello, pero luego la calidad de la imagen es tan alta como las personas que nos rodean en el cine, haciendo que desaparezca la barrera que separa la realidad de la ficción. Los 48 frames por segundo tiene una consecuencia interesante, hace que el minucioso trabajo de vestuario y paisaje sea más evidente y adquiera un nuevo valor. Es cierto que cuando salió el CD a los más puristas no les gustó que se pudiera escuchar con tanta calidad y perdiendo el toque clásico del vinilo, pero no por eso dejamos de escuchar música.

En resumen, creo que con The Hobbit, Peter Jackson y su equipo han revolucionado la experiencia cinematográfica, al menos en lo que se refiere a las aventuras épicas. Nadie puede ver la película en casa como se ve en el cine, es una experiencia que se ha reinventado, que te hace saltar de la butaca y meterte de lleno en la historia como un personaje más. Pueden estar contentos porque han conseguido lo que querían, hacer que la gente volviera al cine.

arwen

Lo admito, fui a ver The Hobbit ataviada con dos orejas de elfa que sobresalían de mi larga y rizada cabellera negra. Quizás fue eso lo que me hizo ver la película de forma diferente, la falta de prejucios y unas orejas picudas… o tal vez fue la ilusión por querer meterme en la historia por completo y punto.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

“After Dark” o Haruki Murakami en catalán

Descubrí al escritor japonés Haruki Murakami en una clase de Literatura Comparada gracias al profesor experto en literatura asiática Pau Pitarch (que resultó ser amigo de la infancia de alguien muy cercano a mí en esa época que solía desmontarme mitos a menudo). Con Pau leímos “La caza del carnero salvaje” y a pesar de mi fiebre por los autores asiáticos en esa época le cogí una manía terrible a Murakami. Lo encontraba espeso, ininteligible y muy lento.

Pasó mucho tiempo, viví mil aventuras, desarrollé mi criterio, y un día me descubrí escogiendo “El meu amor Sputnik” de entre un montón de libros para leer. No me gustó, me encantó. Lo devoré con la misma pasión con la que había rechazado “La caza del carnero salvaje”. Pero esta vez hice uso de mi bilingüismo y leí a Murakami en catalán.
SONY DSC

Es curioso como nos afecta a los lectores en qué lengua leemos. Siempre he sido partidaria de leer en la lengua original cuando sea posible, ya que sucede a veces que hay detalles casi imperceptibles que pueden resultar difíciles de traducir a otro idioma. Lamentablemente no leo en japonés y no he dado con traducciones inglesas convincentes.

No importa, este puede ser uno de los mejores ejemplos de traducciones literarias brillantes. Felicidades a Editorial Empúries y especialmente a Albert Nolla Cabellós y Jordi Mas López (ambos genialmente formados en la UAB) y traductores de Murakami al catalán. Gracias por vuestro trabajo y hacerme llegar un Murakami único.

haruki-murakami2

Seguí viviendo aventuras y buscando Murakamis (como diría una antigua compañera librera) por todas partes. En mis manos cayó “De què parlo quan parlo de còrrer” y me apeteció correr maratones al mismo tiempo que me regocijaba en mi orgullo de filóloga al ver la referencia a “What we talk about when we talk about love” de Raymond Carver. Luego vino “Tòquio Blues. Norwegian Wood” y su adaptación cinematográfica que me dejó con sabor a poco. Me negué a leer “1Q84“por mi principio de rechazar los fenómenos de masas, aunque sé que acabaré haciéndolo.

Ayer terminé “After Dark” y me volví a enamorar del Murakami catalán.

SONY DSC

“After Dark” retrata las vidas de una serie de personajes que viven de noche. Cada capítulo empieza con un reloj aportando la precisión horaria perfecta. Conocemos a las hermanas Mari y Eri, el músico Takahashi, la intrépida Kaoru y el monstruo de Shirakawa. Y sus historias se entretejen en una red de relaciones imposibles en una ciudad que parece dormir en la oscuridad pero está mucho más viva en estos personajes nocturnos que en los autómatas que pueblan la mañana.

SONY DSC

Leer “After Dark” en Viena, donde en enero se pierde la luz natural a las 4 de la tarde, ha sido un experimento de inmersión total en la ficción que estaba leyendo. Os recomiendo esta novela como reivindicación de lo sutil, las casualidades, la imperfección y los secretos. Leer a Murakami cuando oscurece, con  jazz de fondo y en catalán ha sido la  mejor manera de empezar 2013.after dark

Espero que este año viváis mil aventuras, desarrolléis vuestro criterio y redescubráis autores en otras lenguas.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

El hallazgo afortunado de un buen libro puede cambiar el destino de un alma (Marcel Proust)

El 30 de noviembre se celebra el día de las librerías.

Image

Descubrir y visitar librerías es algo mágico, único. Puede ser íntimo y social al mismo tiempo. Hasta puede convertirse en una novela en un viaje… Por eso dedico todo el tiempo que puedo a rondar por las ciudades como un detective hasta que doy con una de ellas y entro sigilosamente. Entonces se para el tiempo.

Madrid tiene muchas librerías con encanto. Y Barcelona también. Cuando vivía en esta ciudad, tuve el placer de trabajar en una librería independiente que considero una de las mejores, que además cuenta con el equipo de libreros más profesionales y expertos que he conocido nunca y de los que aprendí muchísimo.

Image

Durante el tiempo que trabajé con ellos, me di cuenta de lo siguiente…

“Trabajo en un lugar donde las personas caminan en silencio alrededor de mesas y estanterías llenas hasta arriba. También trabajo en un sitio donde los raros se sienten en casa porque nadie les va a decir que se callen si dejan ir una carcajada después de leer una frase que les ha gustado.

Trabajo en un sitio donde una señora muy mayor me preguntará si tenemos aquél de la tapa bonita, sin saber ni el titulo ni su autor.

Image

Trabajo en un lugar donde un señor inglés entrará muy decidido y me recitará un poema en catalán que él mismo escribió ayer después de visitarnos y encontrar lo que buscaba.

Trabajo en un sitio donde los que nos visitan pierden el control del tiempo mientras leen títulos, nombres, editores, portadas… hasta decidirse.

Trabajo en un lugar lleno de ficción, de pasión, en el que se oye el sonido del pasar de las páginas y la furia de no encontrar EL que buscaba o no poder parar de encontrar otros que no tenías pensado comprar en un principio…

Trabajo en un sitio donde una mujer muy refinada me preguntará con toda la educación del mundo que le explique qué es un prepucio (y no quería decir prefacio).

Image

Trabajo en un lugar donde las personas me cuentan lo contentas que están por haber encontrado ESE que andaban buscando desde hace tiempo y que van a dedicar su fin de semana a devorarlo.

Trabajo en un sitio donde el turno de 12 horas del 23 de abril se hace corto, y con gusto!

Trabajo en un lugar donde lo imposible se hace realidad. Envolvemos el cuadrado o rectángulo más grande de la historia con el papel más pequeño del mundo y a una velocidad supersónica. Y queda estupendo.

Trabajo en un sitio donde autores, libreros, editores, agentes, lectores y periodistas se relajan porque es precisamente aquí donde todo el proceso de creación de un libro, editarlo, corregirlo, publicarlo y leerlo toma forma física. Algo que hasta ahora había sido abstracto, que solo existía en la imaginación de algunos se convierte en algo palpable, que puedes sujetar, y abrir y oler. Y es algo único, irrepetible, que está expuesto para que lo veas y lo disfrutes. Este objeto físico único te removerá las ideas y la imaginación como nada antes.

Pero también trabajo en un sitio donde estos objetos físicos pierden su unidad, su individualidad y pasan a ser uno más de la familia cuando los colocamos en la estantería, sobre las mesas…

Image

Trabajo en un lugar donde un autor dejará cinco copias de su libro para vender, y la semana próxima cuando pase a ver si alguien los ha comprado, descubriremos que hay seis copias.

Trabajo en un sitio donde los niños y los adultos vienen a que les cuenten cuentos y les gusta.

En resumen, trabajo en un lugar lleno de tesoros, cada uno de ellos esperando pacientemente a que alguien lo abra y le dé vida.

Trabajo en una librería.”

_____________________

Todas las fotos del artículo las he tomado en librerías de Viena:

1. Buchhandlung Lerchenfeld
2. La Librería
3. Babette Books and Spices
4. Eckart Buchhandlung
5. Bücher für’s Leben

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

Karen Blixen

Cada año se conmemora el aniversario del nacimiento o de la muerte de algún escritor y las librerías se llenan de reediciones, nuevas traducciones o publicaciones inéditas hasta la fecha. Cuando se hace con gusto, como es el caso de Nórdica Libros con Karen Blixen, es un placer reencontrarse con la autora en una traducción impecable y una edición muy cuidada en Cartas desde Dinamarca Correspondencia 1931-1962

“Este libro recoge las más interesantes, las esenciales para conocer la personalidad de esta extraordinaria escritora. Su añorada vida en Kenia, las discusiones con sus editores y con colegas escritores, la relación con sus familiares más próximos y sus problemas de salud aparecen en estas páginas, que son el reflejo de su apasionada vida, cuyo eje fundamental fue la escritura.” (extraído de la web de Nórdica)

Image

Karen Blixen, escritora danesa de renombre, tuvo una granja en África. Y la actriz Meryl Streep la encarnó genialmente en Memorias de África con una de las frases más recordadas en el inicio de una película y que todos hemos repetido alguna vez.

Blixen publicó sus obras bajo el seudónimo masculino de Isak Dinesen. La obra que quiero comentar es El festín de Babette, también editado en Nórdica en 2008.

Image
Quien haya tenido oportunidad de visitar Noruega alguna vez recordará el impresionante fenómeno natural que son los fiordos, largos y profundos valles que han sufrido una gran erosión glacial y han sido invadidos por el mar -que se abre camino entre montañas como una mano que se aferra a la tierra con obstinación-.

Estableciendo un curioso paralelismo entre historia y paisaje, la escritora danesa Karen Blixen nos transporta a un pueblo recóndito entre los fiordos en Noruega, a Berlevaag, una comunidad puritana donde viven dos hermanas de mediana edad, Martine y Philippa. Como hijas del pastor protestante que ha guiado la vida de los habitantes de Berlevaag durante muchos años, Martine y Philippa se esfuerzan para mantener el rechazo total de los placeres terrenales, una fe extrema basada en el miedo a un Dios temible, y el espíritu sacrificado de su padre.

El festin de Babette - Isak Dinesen

Pero una noche de tempesta -haciendo homenaje a las sagas nórdicas-, un personaje extraño y poderoso, proveniente de tierras muy lejanas aparece en el lindar de la casa de Martine y Philippa, es Babette, que será acogida por las dos hermanas y se hará cargo de las tareas domésticas y de la cocina. O eso parece. Todo va bien hasta que la noche del centenario del nacimiento del eminente pastor, las hermanas ceden, no sin recelo, la tarea de preparar la cena a Babette. En esta celebración sublime, la comida la bebida, y el placer sensual despertarán los sentidos adormecidos de los habitantes de Berlevaag hasta extremos insospechados. Es así como la amabilidad, la serenidad y la abstinencia de Martine y Philippa son compensadas con la más decadente y lujuriosa de las fiestas.

La exaltación de los sentidos por medio de las artes culinarias nos recordará a Feast de Ernest Hemingway.

Con motivo del 25 aniversario del clásico dirigido por Gabriel Axel, a Contracorriente Films ha repuesto en salas la versión digital restaurada de esta magnífica película a partir del 16 de noviembre. En esta versión, la acción transcurre en un pueblo danés en 1871.

Lo mejor que podemos hacer los lectores contemporáneos para revivir los escritores que ya no están es leer y “revisitar” sus obras… y Diego Moreno de Nórdica Libros es especialista en delicatessen. ¡Que aproveche!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario