“The Hobbit” o la gracia de reinventar

Conocí un profesor de Literatura del siglo XX al que no le gustaban los libros de J.R.R.Tolkien, pero lo cierto es que una vez admitió no haberlo leído en profundidad, de ahí que su crítica negativa sin fundamento se deshiciera con la misma facilidad que la cuerda élfica.

elvish ropeQuien lea y sea capaz de estudiar a Tolkien como lo ha hecho Thomas Honegger (y se puede hacer sin tener que ser catedrático), se dará cuenta que detrás de esas interminables descripciones y las canciones (a lo Disney) hay un conocimiento exhaustivo de la cultura y la lengua inglesas sin precedentes en la historia más reciente.

Además de ser un excelente lingüista y usar sus conocimientos de inglés antiguo para crear las lenguas de la Tierra Media, Tolkien tiene un don para contar historias y enredarnos en ellas al más puro estilo Shelob (Ella-Laraña). Como dice Honegger, “Tolkien es un narrador magistral [porque] satisface el deseo humano básico de transformar los acontecimientos a menudo caóticos, irracionales e incoherentes de las historias de nuestras vidas en un todo coherente y significativo”.

En la adaptación cinematográfica de la trilogía de The Lord of the Rings, Peter Jackson admitió haberse esforzado al máximo para complacer a los espectadores a los que iba dirigida su super producción, los admiradores de Tolkien. Por supuesto, Jackson y su equipo crearon una película, no un documental, por eso se llama adaptación. Y lo mismo han hecho con The Hobbit recientemente.

hobbit hole

He leído críticas de todo tipo, que si los 48 frames por segundo son demasiado sofisticados y que estropean la experiencia y la magia del cine, que si no era necesario dividir la historia en una trilogía y que únicamente se ha hecho por dinero, etc. Pero me parece que a algunos se les olvidan varias cosas…

En primer lugar, adaptar The Hobbit a la gran pantalla es un proyecto de dimensiones espectaculares, y como  se hizo anteriormente con LOTR, necesita muchísimo trabajo, incluido el guion. Por tanto, ante todo, debería reconocerse el titánico esfuerzo de producción que se ha llevado a cabo y que el director ha decidido compartir con todo el mundo en una serie de vídeos muy recomendables sobre cómo se ha llevado The Hobbit al cine.

En segundo lugar, la adaptación ha sido muy respetuosa con el texto original. Dentro de lo que son las limitaciones que tiene el cine (cada vez menores), se ha elaborado una narrativa muy fiel al libro que únicamente cambia en ocasiones muy contadas para lucir unos efectos especiales espectaculares y marca de la casa Jackson (como vemos en la batalla de los gigantes de las montañas). Por otra parte,  se han mantenido detalles muy significativos del libro que que dejan intacta la esencia del texto original. Por ejemplo, la preocupación de Bilbo por olvidarse el pañuelo al dejar Hobbiton y embarcarse en su aventura, algo que parece superfluo en una superproducción pero que es imprescindible para la caracterización de los hobbits, tan parecidos a los anglosajones en su meticulosidad.
freeman

A destacar, la interpretación del grandiosamente divertido Martin Freeman en su papel de Bilbo. Aunque quizás mi mente “fan” advierte una tímida burla por parte del actor británico a una película que se ha convertido en un mito del cine. Pero funciona igual, y sale un Bilbo creíble y estupendo. No es justo quejarse de que el Bilbo que imaginé cuando leí el libro no se parece al de la pantalla, cada uno creó el suyo particular, y el que ha encarnado Freeman es genial.

En cuanto a la oscuridad del film, que muchos tildan de exagerada y nada fiel al tono de cuento infantil que leíamos en las páginas de Tolkien, pienso que la oscuridad puede y debe formar parte tranquilamente de un cuento infantil, es más, no hacerlo es negar la capacidad imaginativa de los niños y una parte muy grande de la tradición de cuentos góticos para niños también conocidos como Young Adult y presentes en la saga de Harry Potter, His Dark Materials de Philipp Pullman, Stardust de Neil Gaiman, así como en las películas de Tim Burton. Como muestra, el tono del capítulo “Riddles en the Dark” escrito por Tolkien no tiene nada de infantil o ingenuo, y creo que se ha sabido “traducir” muy bien en la película. De hecho, lo había imaginado todavía más oscuro, al fin y al cabo, es un tira y afloja de adivinanzas en el que está en juego la vida del protagonista y el ingenio es la única opción para salvarse.

riddles_in_the_dark_by_lonesome__crow-d36f3lp
He mencionado el reconocimiento que merece un proyecto de tales características como la adaptación al cine de la novela The Hobbit y lo reafirmo defendiendo la nueva técnica de 48  frames por segundo usada por Jackson. Sí, es cierto que al principio el ojo ha de acostumbrarse a ello, pero luego la calidad de la imagen es tan alta como las personas que nos rodean en el cine, haciendo que desaparezca la barrera que separa la realidad de la ficción. Los 48 frames por segundo tiene una consecuencia interesante, hace que el minucioso trabajo de vestuario y paisaje sea más evidente y adquiera un nuevo valor. Es cierto que cuando salió el CD a los más puristas no les gustó que se pudiera escuchar con tanta calidad y perdiendo el toque clásico del vinilo, pero no por eso dejamos de escuchar música.

En resumen, creo que con The Hobbit, Peter Jackson y su equipo han revolucionado la experiencia cinematográfica, al menos en lo que se refiere a las aventuras épicas. Nadie puede ver la película en casa como se ve en el cine, es una experiencia que se ha reinventado, que te hace saltar de la butaca y meterte de lleno en la historia como un personaje más. Pueden estar contentos porque han conseguido lo que querían, hacer que la gente volviera al cine.

arwen

Lo admito, fui a ver The Hobbit ataviada con dos orejas de elfa que sobresalían de mi larga y rizada cabellera negra. Quizás fue eso lo que me hizo ver la película de forma diferente, la falta de prejucios y unas orejas picudas… o tal vez fue la ilusión por querer meterme en la historia por completo y punto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s